¿Cómo reducir los gastos de tu flotilla de vehículos?

October 23, 2020

Reducir los gastos de tus vehículos

El gasto de transporte es uno de los temas más controversiales dentro de las empresas. Esto es porque el transporte implica muchos factores: sueldos de conductores, combustible, mantenimientos preventivos, desgastes, accidentes, permisos, licencias, placas de circulación, etcétera, etcétera… Una buena proyección de gastos puede ayudar a contabilizar mejor tus costos operativos y las utilidades de tu negocio. 

No es fácil, pero tampoco imposible; aquí te dejamos algunas recomendaciones para reducir los gastos por transporte y entregas a domicilio.

Elegir variables importantes y recopilar datos

¿Qué es esto? Se refiere a que debes identificar la información que es relevante para tu negocio, y comenzar a registrarla. Puede ser en un excel o en alguna plataforma de control de flotillas. 

Si eres una empresa de servicios, por ejemplo, algunos datos que te pueden interesar es: el costo de tu visita por cliente. Y para esto necesitas registrar cuánto tiempo requiere cada servicio, la distancia promedio que recorre, la gasolina utilizada por día o por semana, los kilómetros recorridos por día, entre otros. 

Registrar esta información te hará saber eventualmente tus costos mensuales, así como si un conductor está gastando más recursos que otro o si un cliente te exige más que otro. Recuerda que quieres tomar decisiones basadas en datos fríos, no en emociones o sensaciones.

Monitorear la ubicación de tus vehículos

Está comprobado que con el solo hecho de instalar GPS a tus vehículos los gastos de mantenimiento y combustible se reducen hasta en un 20%. Esto es porque la sensación de estar siendo observado provoca que tu comportamiento mejore (esta es la razón del porque obtienen mejores resultados los bootcamps de ejercicio que hacer ejercicio por tu cuenta). 

Además, un GPS vehicular te permite ver las rutas que se están utilizando y monitorear si no son eficientes o si se está utilizando un vehículo para otros fines. Monitorear constante y  aleatoriamente las rutas de los vehículos es una buena práctica

Que no se te pasen los mantenimientos 

Procura siempre tener a la mano el estatus de cada vehículo. Información como: la fecha del último mantenimiento de cada vehículo, el odómetro o kilometraje, el último cambio de llantas, el conductor que más usa el vehículo y las rutas por las que opera.

Hacer mantenimientos preventivos con regularidad contribuye a que el vehículo no utilice tanta gasolina. Un mantenimiento adecuado incluye: llantas,  frenos, cambio de aceite al motor, suspensión, batería, los filtros e iluminación. 

Registrar el consumo de gasolina

Y aunque parezca algo obvio, no está demás decir que uno de los datos más importantes a recopilar es: ¿cuánta gasolina está usando cada vehículo y cada conductor? 

Con un buen control en excel o un software de gestión, podrás correlacionar el motivo por el cual algunos vehículos utilizan más gasolina que otros y tomar decisiones al respecto. Tal vez se esté utilizando el vehículo con otros fines, tal vez las rutas no están optimizadas, tal vez esté fallando alguna mecánica del vehículo o incluso el proveedor de gasolina que estás usando no te está entregando la mejor calidad.

Hay muchas variables que se pueden convertir en un dolor de cabeza si no tenemos los datos para analizar. Comienza registrando los consumos.

Concientizar a los conductores

Los conductores dependen del funcionamiento correcto de los vehículos. Un equipo consciente facilita y agiliza mucho la administración correcta de una flotilla. Algunos de las malas prácticas:

Conductores ineficientes. Son conductores que no dominan el manejo. No hacen bien los cambios, frenan en seco, estacionan en lugares inapropiados. Todo esto aumenta el costo del vehículo a la larga.

Velocidades excesivas. Los arrancones o en otras palabras la aceleración inmediata del vehículo genera mayor gasto de gasolina, por ello te recomendamos establecer alertas cuando los conductores excedan de velocidad.

Distracciones o desvíos. Cuanto más grande se vuelve una flotilla, más complicado es monitorear a todos los conductores. Ellos se dan cuenta y en ocasiones puede que un vehiculo no esté siendo utilizado con los fines adecuados.

CONOCE NUESTROS SERVICIOS